in

¿Cómo suenan clásicos del rock con instrumentos medievales?

¿Quién no se ha levantado un día con unas ganas tremendas de escuchar un poco de música medieval de Bielorrusia? Pero resulta que a ti lo que te gusta es el rock y piensas “uf, ojalá hubiera un grupo que mezclara ambos mundos”. No digas más, Stary Olsa es el grupo que satisfará ese capricho tan tonto que acabas de tener. Se dedican a hacer versiones de clásicos del rock con instrumentos medievales. Y el resultado es gratamente sorprendente.

Stary Olsa se dedicaba al principio a reproducir baladas medievales, marchas marciales de la época y cosas así. Y así continuaron hasta conseguir tener 11 albums en 16 años. Hasta que un día, para divertirse, decidieron hacer una versión de la canción One de Metallica.

La versión se hizo viral y descubrieron un público muy receptivo a este tipo de canciones. Así que decidieron continuar con las versiones de clásicos del rock para ver si lograban hacer despegar su popularidad. Era el turno de Deep Purple.

Cuando les preguntan si les resulta difícil reproducir música moderna en los instrumentos medievales, el vocalista Alies Čumakou responde: “No es tan difícil, si te gustan los instrumentos medievales y los clásicos del rock como a nosotros. Los instrumentos antiguos tienen las mismas, si no más, oportunidades para reproducir con armonía este tipo de versiones de una banda de rock moderna”.

El luthier Illia Kulicki añade: “Los instrumentos modernos son, sin duda, superiores a los antiguos volumen, alcance y capacidades técnicas. Algunas versiones tuvimos que improvisarlas mucho en vez de repetir exactamente la melodía o la armonía. Pero bueno, ese es justo el sentido de una versión, ¿no?, mostrar una nueva visión del tema, una interpretación alternativa de la canción”

Los instrumentos utilizados son fascinantes: chirimías, un instrumento de viento del siglo 12, trombas marinas, un instrumento de arco popular entre los siglos 15 al 18, el gusli ruso, y el cistro, una guitarra del siglo 16. La música lleva una profundidad y una calidad melódica única que no se puede capturar con instrumentos modernos.

Después de ver la abrumadora respuesta positiva a la canción, la banda comenzó una campaña de Kickstarter para crear un disco de versiones de canciones clásicas de rock interpretada con instrumentos medievales. Su objetivo era alcanzar 7.000$ pero a falta de una semana de finalizar la campaña ya han alcanzado 22.773$. Viendo la sorprendente acogida, han decidido ser más ambiciosos en su propuesta y esperan poder sorprender a todos los fans.

Los miembros de la banda tienen múltiples talentos pues también han escrito libros y han colaborado con los clubes, sociedades históricas, museos y centros de investigación. Son muy activos en las redes sociales y disfrutan de la interacción con los fans de todo el mundo.

¿Te ha gustado?

Puedes dejar un comentario directamente en la web, a través de Facebook o en Disqus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los dandis del Congo: un estallido de color entre la miseria

Leyes y normas de Internet que (casi) siempre se cumplen