in

¿Qué es eso de las ondas gravitacionales?

Las ondas gravitacionales son el descubrimiento de moda. Y no es para menos porque estas ondas son fundamentales para entender las leyes del universo. Empieza una nueva era en la astronomía y nadie mejor que Neil deGrasse Tyson para explicarte, de forma sencilla, la profundidad de este concepto:

Albert Einstein predijo en 1916, como parte de su Teoría General de la Relatividad, la existencia de las ondas gravitacionales. En aquella época los avances tecnológicos no permitían aún comprobar si esto era así. Pero Einstein, además de predecir la existencia de estas ondas, dejó la “receta” para averiguar cómo detectarlas en un futuro.  Y se ha conseguido cien años después, el 11 de Febrero de 2016.

¿Y qué son esas ondas gravitacionales?

Desde Newton, todos teníamos la idea de que los objetos se atraen entre sí por una fuerza que se llama gravedad. Einstein, en cambio, pensó que la gravedad es la distorsión en el tejido del espacio-tiempo que provocan los objetos. Cualquier objeto que esté cerca de esa distorsión, cae en esa distorsión y se mantiene en su corriente.


El objeto de menor masa queda atrapado en la distorsión creada por el otro objeto.

Como dijo uno de los discípulos de Einstein para explicarlo de forma sencilla: “la materia le dice al espacio cómo curvarse, el espacio le dice a la materia cómo moverse”. En el siguiente vídeo se puede ver perfectamente explicada esta idea de una forma muy visual:

David Reitze, director ejecutivo del LIGO (Observatorio Avanzado de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales) anunció este jueves que se había logrado detectar las ondas gravitacionales. Según cuentan los científicos que lo descubrieron, estas ondas detectadas proceden de la colisión de dos gigantescos agujeros negros (para que te hagas una idea uno era 29 veces más grande que el Sol y el otro 36 veces mayor).

Este choque pudo ser captado desde el LIGO y, tras revisar los resultados durante meses, se confirmó oficialmente que se pudieron registrar las ondas gravitacionales que surgieron de este evento.

La importancia de estas ondas gravitacionales

Esta confirmación es fundamental pues son la base de la Teoría General de la Relatividad, un pilar fundamental de la física moderna que ha transformado por completo nuestra concepción del universo. Esta Teoría General de la Relatividad es la que ha permitido explicar la expansión del universo, el movimiento de los planetas, la existencia de agujeros negros y un sinfín de fenómenos físicos…

También significa que los astrónomos tienen finalmente una manera de seguir todos los objetos del universo que no emiten ningún tipo de luz visible (como los agujeros negros o las estrellas de neutrones) y, tal vez, objetos físicos que aún no se han creado o descubiertos.

Además, nos puede dar una idea más clara de cómo se creó el universo. Las ondas gravitacionales también podrían tender un puente sobre la física cuántica (la física de lo muy pequeño) con la física clásica (la física de lo muy grande) y nos acercará a una “teoría del todo”.

¿Te ha gustado?

Puedes dejar un comentario directamente en la web, a través de Facebook o en Disqus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los Freaks más famosos

La versión más extraña del Carmina Burana

La versión más extraña del Carmina Burana