El mando Razer Kishi es una maravilla para poder jugar en Android con cualquier smartphone Android. Es compacto cuando no se usa, por lo que se puede llevar fácilmente en cualquier sitio, y extensible a cualquier tamaño de móvil. Incluso encajan teléfonos tan grandes como el Galaxy Note 10+ o el Galaxy Note 20.

El móvil se ancla al puerto USB-c lo que nos librará de tenerlo que conectar vía Bluetooth, menos gasto de batería, con una latencia mínima y se puede cargar mientras jugamos.

Este Razer Kishi me tiene enamorado desde que lo vi, y con este mando sí que tiene sentido aprovechar al máximo las capacidades de un móvil potente para jugar. Lo único que me ha frenado para poder comprarlo es el precio. Ahora mismo en Amazon está a 110€. Demasiado caro para jugar de forma casual de vez en cuando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí